Síguenos
Idioma:

Por: Cynthia Morales García

 

El 20 de Noviembre se conmemora como el Día Universal del Niño.

Hoy más que nunca hablar sobre los Derechos de los Niños se vuelve prioridad. Cada día vemos en nuestras calles, escuelas, ciudades, países vecinos y del otro lado del mundo situaciones donde los niños viven en un marco de ilegidad y violencia. Hemos olvidado que los niños también tienen derechos.

En 1954, la Asamblea General de la ONU recomendó el Día Universal del Niño, para fomentar la fraternidad entre ellos y promover su bienestar. Fue hasta el 20 de Noviembre de 1959 cuando la Asamblea aprobó los Derechos de los Niños.

Los Derechos de los Niños encierran dos conceptos claves, bienestar y fraternidad. Bienestar que les permita crecer sanos y seguros, en un ambiente confiable, honesto y pacífico. Fraternidad para buscar el bien común, la igualdad, la tolerancia y el respeto a las diferencias.

Los Derechos de los Niños son una puerta abierta a la cultura de paz. Estos derechos otorgan al niño una identidad propia, un sentido de pertenencia, ofrecen libertad de expresarse y estudiar, le brindan la oportunidad de ser niño, de tener derecho al descanso y al juego, a no ser explotado de ninguna forma y bajo ninguna autoridad, le da el derecho a tener una familia y a ser diferente, le da derecho a vivir libre de violencia. Los Derechos de los Niños les dan derecho a exigir una cultura de Paz.

Eduquemos en la paz, eduquemos en la legalidad, eduquemos ciudadanos.

Hoy requerimos una educación en la solidaridad.

La curricula escolar y la formación de valores universales son preponderantes en la educación de hoy, como lo es el juego, los hábitos de lectura, el fomento al ensayo crítico y la representación de papeles para lograr sentimientos de empatía y fraternidad. Corresponde a hombre y mujeres , organizaciones y gobiernos educar a los niños respecto a sus derechos y obligaciones para formarlos como ciudadanos.

No es sólo aprender los Derechos de los Niños, es aprender las obligaciones del Estado y el respeto a la Legalidad para realmente forjar una cultura de paz, que brinde completa y total protección a los niños en donde quiera que se encuentren. Es necesario enfatizar las responsabilidades y compromisos que conllevan sus derechos, especialmente hacia otros niños.

La congruencia juega un papel clave en el ejercicio de los derechos de los Niños; como educadores tenemos el compromiso de ser observadores de ambas partes, tanto del Estado que debe brindarle al niño todo la infraestructura necesaria para ejercer sus derechos, así como también que los niños conozcan las acciones ciudadanas necesarias para ejercer sus propios derechos

Te comparto los Derechos de los Niños y algunas estrategias para reforzar en ellos el conocimiento de sus derechos y las formas en que pueden ejercerlos. Recuerda que estamos generando espacios de diálogo y apertura para motivar en los niños la participación ciudadana, la responsabilidad social y el impacto de sus acciones en la comunidad donde viven. Si orientamos sus acciones a un marco de legalidad, tolerancia y respeto, ellos aprenderán a vivir en la justicia, equidad y reconocimiento del otro; ellos se descubren ciudadanos y por ende promotores de paz.

Derechos de los Niños y Estrategias de Activación

  • Derecho a la igualdad: Fortalece la diversidad de tu salón y tu grupo. Todos somos alumnos, pero todos aportamos un valor diferente. Invítalos a sentirse orgullos de sus aportes personales, nadie tiene que ser tratado diferente por sus características físicas, origen, nacionalidad, etc. Sé justo al momento de dar retroalimentación y calificaciones.
  • Derecho a la Salud: Revisa con ellos sus hábitos de higiene, alimentación y actividad física. ¡Rétalos a estar más saludables! Pongan pequeñas metas como quién llevo el lunch más saludable de la semana, o quién fue él más rápido en las carreras. ¡Estar saludable no es aburrido!
  • Derecho a la educación: Propón un acuerdo para lograr mejorar el promedio del salón en alguna clase o bien planea un reto de lectura, enséñales que comenzar siempre cuesta trabajo, pero los logros son permanentes.
  • Derecho al descanso y juego: Pídeles que se organicen entre ellos para jugar un juego diferente a la hora del recreo, es una excelente actividad de integración, sobrarán propuestas.
  • Derecho a la libertad de expresión y acceso a la información: Enséñales a expresarse con claridad, respeto y honestidad. Es un ejercicio diario, valora sus esfuerzos.
  • Derecho a ser protegido contra la explotación económica y sexual: Es un tema delicado, maneja la información de acuerdo al grupo, apóyate en materiales didácticos, no dudes en solicitar apoyo si requieres a un especialista.
  • Derecho a vivir libre de violencia: Promueve el diálogo y el acuerdo, ayúdalos a identificar sus emociones para convertirlas en palabras y no en golpes. En Internet puedes encontrar muchas dinámicas y actividades para poner en marcha.
  • Derecho a ser protegidos de los conflictos bélicos: Aquí aplican las pandillas y asociaciones ilegales que se aprovechan de los niños y chicos, mantén tus ojos abiertos.
  • Derecho a tener cuidados del padre o tutor: Habla con los niños sobre los tipos de familia que existen y como ellos tienen un papel especial en su familia.
  • Derecho a cuidados especiales para niños discapacitados: Aprovecha para reafirmar en los niños la educación incluyente y como legalmente se han logrado acuerdos y cambios para apoyar a todas las personas.

La legalidad y el respeto a los derechos de todos, marcan las pautas para vivir en forma armónica. La paz no es una moda o un estilo de vida. La paz es un derecho universal, enseñemos que la paz se logra con acuerdos y límites. La paz es una decisión.

 

Pequeñ@s Ciudadan@s es un programa educativo comprometido en desarrollar en los niños el valor de la ciudadanía y el respeto a la ley como herramientas constructoras de la Cultura de Paz.